4 tipos de personas que NO deberían comer jengibre por su propio bien

Malestares estomacales, tos crónica y resfriados: el jengibre es presentado por muchos como la raíz de todas las soluciones. Pero lo cierto es que a no todos nos aporta beneficios.

Si entras en alguno de los siguientes grupos, será mejor que te alejes del jengibre.

Personas con peso demasiado bajo

¿Te encuentras por debajo de tu peso saludable? El jengibre no debería estar entre tus comidas diarias. Y es que esta raíz regula las enzimas del estómago y reduce el apetito. Por este motivo, promueve la pérdida de peso.

Personas con hemofilia

La hemofilia es una condición sanguínea poco frecuente que impide la correcta coagulación de la sangre. Como consecuencia, una lastimadura menor puede desembocar en un sagrado excesivo.

Esta condición puede empeorarse con el consumo de jengibre, que en este marco propicia hemorragias severas. Asimismo, esta raíz puede anular los efectos de la medicación.

Mujeres embarazadas

Photo by Cassi Josh on Unsplash

Durante las primeras semanas de embarazo de cansancio y náuseas, el jengibre puede contribuir a reducir el malestar. Pero su consumo está prohibido durante el último trimestre, dado que puede inducir a contracciones y trabajo de parto prematuro.

Personas que consumen medicamentos

Si consumes medicamentos para la diabetes o la hipertensión, el jengibre no será tu aliado. Los bloqueadores beta, anticoagulantes y la insulina pueden tornarse muy perjudiciales si se combinan con jengibre.

Lo bueno es que siempre hay alternativas afines al jengibre: la paprika roja, la pimienta de cayena o el pimiento morrón. En cualquier caso, lo más recomendable es que consultes a tu médico para elegir la opción más segura.

Add Comment