5 animales que son más solidarios que muchos seres humanos

La solidaridad no es una virtud única de los seres humanos. Muchas especies también hacen gala de ella: loros, chimpancés, murciélagos vampiro, ratas de Noruega y las ballenas jorobadas viven más allá de sus narices (y picos, y hocicos).

El loro gris africano

Los científicos ya sabían que el loro gris africano destacaba por su inteligencia y, más en concreto, por sus habilidades para resolver problemas. Y ahora han probado que también poseen habilidades sociales complejas y ayudan a sus semejantes cuando lo necesitan.

Los investigadores entrenaron a un grupo de loros para que intercambiara fichas metálicas por frutos secos a través de un agujero. Cuando a un loro se le daba todas las fichas, asistía a los camaradas que nada tenían. Primero empezaba por sus amigos y familiares, y solo luego ayudaba a desconocidos.

El chimpancé

Los chimpancés pueden evaluar las necesidades de sus semejantes y compartirles instrumentos que podrían resolver sus problemas. Por ejemplo, los chimpancés les brindan a sus compañeros las herramientas para acceder a premios cercanos.

El murciélago vampiro

Los murciélagos vampiro regurgitan la sangre de la que se habían alimentado para ayudar a los murciélagos que la necesitan, sin importar si son parte de su familia. Lo más importante en su decisión de alimentar a un semejante es identificar hace cuánto no ha comido.

La rata de Noruega

La rata de Noruega no solo ayuda a los demás miembros de su especie, sino que también recuerda quién la ayudó para devolverle el favor.

En un estudio realizado en 2015, los científicos entrenaron un grupo de ratas para donar una porción de banana (más apreciada en la especie) o una de zanahoria (menos apreciada).

Cuando los investigadores les proporcionaron la posibilidad a las ratas receptoras de devolver el favor con cereales, las ratas que habían brindado bananas completaron su porción de cereal más rápidamente.

La ballena jorobada

Se ha observado que esta ballena defiende a focas, leones marinos y otras especies de ballenas de sus depredadores. Cuando las orcas atacan, la ballena jorobada se interpone para proteger a las presas.

Add Comment