El Hitler ruso: 4 brutalidades que cometió Stalin y nadie debería olvidar

From http://earthstation1.simplenet.com

«Quien no conoce su historia está condenado a repetirla». Son muchos los personajes históricos que se disputan la autoría de esta frase y con razón: encierra una gran verdad. El conocimiento de nuestros errores pasados nos empodera para ya no repetirlos. Así es que conocer las brutalidades que cometió Joseph Stalin es útil para moldear el futuro que anhelamos, ya sea por analogía o por oposición.

Nació en una familia pobre en Gori, dentro del Imperio ruso. Muy de joven, se unió al Partido Socialdemócrata marxista. Desde mediados de 1920 hasta 1953, Stalin fue el líder de la Unión Soviética y consolidó su poderío internacional. El precio fue alto: represiones masivas, limpiezas étnicas, deportaciones, cientos de miles de ejecuciones, hambrunas…

Sistema de GULAG

Prisioneros trabajando en gulag (1936-1937)

Lenin había creado este sistema de prisiones y campos de trabajo forzoso, pero fue Stalin quien lo convirtió en un medio de atroz disciplinamiento social. Este sistema era utilizado para albergar prisioneros, pero su propósito último consistía en dominar a la población a través del miedo.

Más de 3,7 millones de soviéticos fueron aprisionados y torturados en los gulags y se estima que 800 mil de ellos fueron asesinados.

La Gran Hambruna

A causa de la hambruna soviética que se extendió entre 1932 y 1933, perecieron alrededor de 14,5 millones de personas. Esta no fue el resultado de sequías, sino de las políticas de Stalin hacia la industrialización.

El dictador ruso utilizó la escasez de alimentos estratégicamente, para que algunas áreas de los «enemigos», quienes no trabajaban en los campos colectivos, se vieran más afectadas.

La Gran Purga

Memorial a las víctimas de la Gran Purga

En 1936, Stalin se propuso limpiar a sus principales detractores y rivales dentro del Partido Comunista. De sus 103 miembros de alto rango, 81 fueron ejecutados. Eventualmente, más de un tercio del partido se convirtió en la víctima letal de la Gran Purga.

Pero Stalin no se contentó con sus muertes: quiso que desaparecieran de la historia, así que ordenó que los borraran de todas las fotos en las que habían salido alguna vez.

El castigo a los prisioneros de guerra

Campo de concentración de Auschwitz.

Stalin no sentía compasión ni siquiera por los soviéticos que habían vivido el terror de los campos de concentración nazis. Muy por el contrario, los consideraba sospechosos y hasta traidores de la patria.

Por esta razón, la mayoría de los sobrevivientes buscaba la repatriación. Quienes se animaban a volver a su patria eran duramente interrogados y, en muchos casos, asesinados.

A pesar de estas brutalidades, Stalin sigue siendo considerado como un héroe por muchos rusos. A fin de cuentas, él fue quien expulsó a los nazis de la Unión Soviética, formó parte de los triunfadores de la Segunda Guerra Mundial y catapultó a la Unión Soviética como una superpotencia.

Add Comment