6 rasgos que necesitarás para llegar a la cima del éxito, según la psicología

Hay tantas definiciones de éxito profesional como personas. No obstante, más allá de los matices, es posible distinguir ciertos rasgos comunes a todas ellas. En esencia, el éxito profesional supone el bienestar emocional y físico del trabajador. Sí: consiste en realizar una tarea que te hace feliz.

La felicidad no te cae del cielo, sino que implica que ejercites ciertas habilidades a diario. En esta línea, un estudio realizado en el University College de Londres identificó que hay 6 cualidades que contribuyen al éxito laboral. Eso sí, la importancia relativa de cada una está determinada por el perfil del trabajo.

Valentía

RomoloTavani via iStock

«La valentía es la más importante de todas las virtudes, porque sin ella es imposible ejercitar ninguna virtud consistentemente», diría Maya Angelou. En otras palabras, la valentía es la base del resto de las virtudes.

A su vez, el coraje es indispensable para superar las dificultades circunstanciales en pos de un bien mayor. Esta habilidad es clave para liderar cualquier proyecto.

Curiosidad

Nils Jacobi via iStock

Por algo fue la cualidad más defendida por Leonardo da Vinci o Albert Einstein. Y es que la curiosidad suele venir de la mano de otros rasgos constructivos, como la creatividad y la flexibilidad. Este entramado de virtudes favorece el aprendizaje constante, esencial para avanzar en cualquier camino profesional.

Tolerancia a la ambigüedad…

Jenpol via iStock

… que representa el extremo opuesto al dogmatismo. Y es que la tolerancia a la indefinición favorece la convivencia con los problemas y su mejor resolución.

Asimismo, las personas con una mayor tolerancia a la ambigüedad suelen reaccionar mejor a los cambios. Y como la naturaleza misma de la vida es el cambio, la capacidad de adaptación es clave en cualquier ámbito laboral.

Resiliencia

AlessandroZocc via iStock

La resiliencia refiere a la capacidad de recuperarse del estrés, en cualquiera de sus manifestaciones. ¿Te insultaron y no pudiste pensar en otra cosa el resto del día? La resiliencia es lo que necesitas trabajar.

Los obstáculos son intrínsecos a la vida; te enfrentarás a más de uno, más temprano que tarde. Y la llave para sobreponerte a ellos no consiste en escaparles, sino en reformular la percepción que guardas de ellos y apreciarlos como verdaderas oportunidades para crecer.

Entonces, ¿te insultaron? Puede que ese comentario malicioso encierre un rasgo en el que deberías trabajar en ti mismo. También puede enseñarte a reaccionar ante la adversidad.

Detallismo

ShadeON via iStock

La habilidad de percibir las sutilezas es muy valiosa en todas las áreas de la vida, incluida la profesional. Esta capacidad viene asociada con la habilidad de idear un plan y seguirlo al pie de la letra, lo que puede ser de gran ayuda en el campo laboral.

No obstante, la meticulosidad extrema puede ser contraproducente, en la medida en que potencia la rigidez y la inflexibilidad.

Competitividad

Mary Wandler via iStock

Aclaración: este rasgo no supone que pises cabezas para alcanzar la cima, sino más bien que te conozcas mejor que nadie y estés atento a tu propio crecimiento. Esta conciencia te ayudará a comparar tu versión actual con la del año pasado y competir, antes que nada, contigo mismo.

Add Comment