7 cosas que deberías evitar durante el embarazo para cuidar a tu bebé

No se trata de cambiar radicalmente la vida, pero sí de realizar unos pequeños ajustes para que los dos, el bebé y su mamá, disfruten de la mejor salud durante y después el embarazo.

Evitar las carnes crudas

Photo by Florian Metzner on Unsplash

Cuando de carne se trate, deberá estar cocida. Así que la mamá deberá abstenerse del sushi, las ostras, las almejas y los mejillones crudos. También de la carne de res y el pollo semicrudos. Cualquiera de ellos puede estar contaminado con toxoplasmosis o salmonela.

También deberá alejarse de los pescados con altos niveles de mercurio (como el pez espada), huevos crudos y quesos como el Roquefort, feta, Gorgonzola, Camembert, and Brie. Estos últimos pueden transmitir listeria.

No abusar de la cafeína

Photo by Nathan Dumlao on Unsplash

La cafeína es un poderoso estimulante, que incrementa la presión arterial y el ritmo cardíaco. Asimismo, tiene efectos diuréticos e incrementa la frecuencia de las visitas al baño.

Por otra parte, no tiene un efecto beneficioso sobre el metabolismo de tu bebé, que todavía está en desarrollo.

Esto no significa que se deba renunciar a su consumo: entre 150 y 300 miligramos de cafeína es aceptable. Solo recuerda que la cafeína se encuentra en el té, el café, el chocolate, algunos refrescos e incluso en ciertos medicamentos.

Eludir los tacos altos

Photo by Bogdan Glisik on Unsplash

En la medida en que la panza crezca, cambiará el centro de gravedad del cuerpo. Como consecuencia, la mamá sentirá una mayor inestabilidad. Y si a eso se le suma la hinchazón de los tobillos (así como de otras partes del cuerpo), entenderás por qué será mejor usar calzados más bajos y cómodos.

No limpiar la arenita del gato

Photo by Biel Morro on Unsplash

Las heces de los gatos pueden transmitir toxoplasmosis. Por este motivo, es mejor que la mamá delegue esta tarea. Si no existe esta posibilidad, deberá hacerlo con guantes y lavar las manos muy bien después.

Eludir el humo ajeno

Photo by Syed Ali Aqdas on Unsplash

Es claro que fumar es perjudicial para la mamá y el bebé, pero no hay tanta conciencia de que ser un fumador pasivo también lo es. El humo que respiras contiene más de 4 mil químicos y muchos de ellos se han asociado al cáncer.

Durante el embarazo, la exposición al humo puede resultar en un aborto espontáneo, nacimiento prematuro, bajo peso durante el nacimiento y problemas de comportamiento o aprendizaje durante el desarrollo del bebé.

No beber alcohol

Photo by Christine Trant on Unsplash

El alcohol viajará por el flujo sanguíneo, llegará al bebé mediante la placenta y el cordón umbilical, y podrá interferir en el desarrollo de su cerebro y demás órganos.

También, puede resultar en su nacimiento prematuro, defectos de nacimiento y aborto espontáneo.

Nada de permanecer sentada o parada por mucho tiempo

Photo by taylor hernandez on Unsplash

Esta conducta que parece inocente puede agravar la hinchazón corporal y dificultar la circulación. Por este motivo, es importante tomar recreos activos para no permanecer sentada por mucho tiempo y elevar las piernas en caso de haber estado por mucho tiempo de pie.

Add Comment