Cómo salvarte del ataque de un animal salvaje

Los animalitos de peluche son tiernos y abrazables: puede que los de carne y hueso… no tanto. Por este motivo, y sobre todo si sueles realizar actividades al aire libre en espacios frecuentados por otros animales, es fundamental que sepas protegerte.

Cocodrilos

KongSan via iStock

Estos animales prefieren lo lagos de agua fresca y los ríos lentos, así como sus tierras circundantes. También pueden encontrarse en hábitats de agua salada.

Para prevenir encontrarte con uno, evita nadar en estos sitios cuando se encuentran más activos: al amanecer o al atardecer.

Si el ataque es inevitable, defiéndete golpeándolo en los ojos. Si te lastima, acude al médico inmediatamente, pues la mordida de cocodrilo puede resultar en infecciones severas.

Osos

RedChivo via iStock

Los osos pueden convertirse en una amenaza si se los sorprende o si se encuentran cuidando as sus oseznos.

Para eludir cualquier encuentro, no practiques senderismo al amanecer, al atardecer o por la noche. Asegúrate de hacer ruido mientras caminas; cada tanto, puedes gritar para alertar a los osos cercanos de tu presencia. También, puede ayudar realizar este tipo de actividades al aire libre en grupos.

Si detectas un oso a la distancia, retrocede lentamente. No corras, pues puede activar la respuesta de persecución en el animal. No lo ataques en ninguna circunstancia; las personas que permanecen pasivas solo reciben heridas menores el 75 % de las veces.

Tiburones

DigtialStorm via iStock

Evita nadar al amanecer, atardecer o por la noche. No elijas lugares donde hay personas pescando o donde las aves se estén alimentando. Cuando entres al agua, no lo hagas con joyería brillante.

Y si eres atacado por un tiburón, golpéalo en la nariz con fuerza y procura rasguñarle los ojos o las branquias.

Serpientes

KristianBell via iStock

Si vas a transitar un lugar habitado por serpientes, comienza por vestirte con la ropa adecuada: pantalones largos y botas. Esta vestimenta es la más sugerida siempre que estés imposibilitado de ver exactamente dónde pisas.

Asimismo, procura andar por caminos delineados, ya que estos no suelen ser los preferidos de las serpientes, que prefieren esconderse de predadores en sitios más encubiertos.

Nunca toques a una serpiente, aunque parezca muerta. Esta es una táctica que muchas usan para atrapar a sus presas.

Es importante que procures estar acompañado, para poder contar con asistencia en el caso de una mordedura.

Add Comment