El color de tus paredes impacta en tu humor: descubre de qué tono deberías pintarlas

Tus emociones y el color de tus paredes están conectados. Las tonalidades pasteles nos calman, mientras que las brillantes nos excitan. Y las oscuras nos apagan. Esto significa que el color encierra un gran poder que deberíamos aprender a usar a nuestro favor.

Entonces, ¿de qué color deberías pintar tus paredes?

Piensa en tu objetivo

Considera que:

  • los tonos suaves y pálidos amplían los espacios,
  • los tonos oscuros y profundos los reducen.

Entonces: ¿cuál de estos dos efectos te hará sentir mejor en tu espacio? Por supuesto que puedes fusionar ambos efectos y decantarte por pintar una pared de un tono más oscuro, y las restantes de colores más claros para generar contraste.

Evoca tus gustos cromáticos

¿Con qué colores te sientes más cómodo? Basta con que abras tu armario. Los tonos que vestimos son, en general, los que nos brindan un mayor bienestar.

Tener en cuenta tu paleta personal será muy útil para reducir la infinidad de posibilidades cromáticas a una selección más abarcable y apropiada para ti.

Considera tu personalidad

Photo by Alyssa Strohmann on Unsplash

¿Siempre vuelves a la naturaleza o la limpieza es tu principal preocupación? ¿Qué tan osado eres? Responder estas preguntas te ayudará a encontrarte en al menos una de las siguientes categorías.

Amantes de la naturaleza

Si el mundo natural es tu mayor fuente de inspiración y eres de los que recolecta caracoles en la playa, te sentirás cómodo con las siguientes tonalidades:

Fanáticos de la limpieza

Los fanáticos de la limpieza suelen pintar sus paredes de blanco para que sus muebles impecables representen el verdadero centro de atención:

Los que toman riesgos

Quienes se arriesgan suelen romper con las tradiciones cromáticas y se animan a elegir colores inesperados:

Y tú, ¿en qué grupo estás?

Add Comment