El jocoso origen de Pie Grande que cautivó a miles

Pie Grande es uno de los monstruos estelares en el imaginario estadounidense. Parece haber aparecido en cada uno de los estados, con la sola excepción de Hawái.

Las personas que afirman haberlo visto lo describen como un simio musculoso de hasta 2,7 metros. Sus huellas, gracias a las que fue bautizado, llegan a medir 60 centímetros de largo y 20 centímetros de ancho.

Cómo nació el monstruo más patón

pabradyphoto via iStock

«¿Quién está dejando las huellas de 40 centímetros en las cercanías de Bluff Creek?», escribió el periodista Andrew Gnezoli en 1958. «Quizá tengamos un pariente del abominable hombre de las nieves del Himalaya», aventuró Genozoli en tono jocoso, en respuesta a la carta de un lector que aludía a los testimonios de leñadores que habían visto grandes huellas. Y su teoría ficticia se convirtió en un éxito masivo entre los lectores.

Pero, ¿por qué? La mayoría de las culturas poseen cuentos sobre gigantes de apariencia humana en sus tradiciones. Esta realidad respondería a la necesidad de creer en una criatura más grande que el hombre, de acuerdo al ecologista Robert Pyle.

Y ¿cómo se explican las huellas de gran tamaño? La mayoría de las que han sido estudiadas fueron resultado de fraudes o bien de la pisada de osos negros.

El antropólogo cultural Phillip Stevens sintetizó el pensamiento científico sobre Pie Grande:

Desafía toda lógica que haya una población de estas criaturas tan grande como para que continúen subsistiendo a pesar del tiempo.

Bigfoot hunting, Stephanie Earls.

Más allá de la ciencia, Pie Grande se ha convertido en un hito cultural en Estados Unidos. Muchas personas siguen aseverando su existencia. Incluso existen organizaciones, como Bigfoot Field Researchers Organization, específicamente creadas para rastrear a este monstruo más patón. Y así, el afán de creer en alguien más grande que nosotros continúa triunfando.

Add Comment