El Taj Mahal es el monumento al amor eterno: su historia colosal

El Taj Mahal encierra una historia de amor que se ha impuesto al pasaje de los siglos y continúa atrayendo a turistas de todos los rincones del mundo. ¿Sus protagonistas? El «rey del mundo» y la «elegida del palacio».

Un amor fulminante

Robert Ruidl via iStock

Una sola mirada le bastó al príncipe Khurram para enamorarse de Arjumand, una joven noble de 14 años, y olvidar a sus tres esposas anteriores.

Su casamiento, no obstante, debió esperar cinco años, para que se celebrara en la fecha recomendada por los astrólogos de la corte. Según ellos, la espera aseguraría la unión más feliz.

Cuando Khurram asumió el poder y se convirtió en Shah Jahan, nombró a su última esposa «Mumtaz Mahal» y la designó la «elegida del palacio». Su belleza no pasaba desapercibida: los poetas de la corte afirmaban que era tan hermosa que al verla la luna se ocultaba de vergüenza. Su encanto interior también resaltaba: era cálida y siempre intervenía a favor de pobres y desamparados.

Compartieron 19 años juntos y tuvieron 14 hijos de los que sobrevivieron 10.

La construcción de la eternidad

pius99 via iStock

Y fue el parto de su último hijo que apagó la vida de Mumtaz. En su lecho, cuenta la leyenda que Khurram le prometió a su favorita que la honraría con la tumba más hermosa.

La muerte de su amada lo devastó y estuvo de luto un año entero, alejado por completo de la vida pública. Pero cuando volvió, sus ojos brillaban de determinación. Se estima que contrató más de 20 mil escultores, albañiles y artistas para construir el sepulcro prometido, a orillas del río Yamuna.

El mármol fue transportado por bueyes, búfalos, camellos y elefantes desde la cantera más cercana, a 300 kilómetros. Asimismo, Khurram hizo traer 28 tipos de piedras semipreciosas y gemas, entre las que destacan las turquesas tibetanas y diamantes.

Cuando el Taj Mahal quedó construido, Khurram amputó y cegó a los artífices y arquitectos para que nunca pudieran replicar la obra, según cuenta la leyenda.

Una vez terminada la construcción, Khurram enfermó. Sus hijos desataron una guerra por la sucesión y el triunfador derrocó a su propio padre y lo sometió a arresto domiciliario. ¿La única petición de Khurram? Que de su habitación pudiera apreciarse el Taj Mahal.

Add Comment