La medusa que puede envenenarte sin siquiera tocarte

La medusa Cassiopea carece de largos tentáculos, pero puede sin siquiera tocarte. No es magia: esta especie de medusa libera nubes viscosas cargadas de veneno.

La también conocida como «medusa invertida» habita en los manglares de todo el mundo y puede encontrarse, por ejemplo, en las costas de Florida o Micronesia. Su particular nombre se explica por su estilo de vida, que básicamente consiste en permanecer sobre el suelo oceánico «panza arriba».

Hasta hace poco, no existía una explicación sobre cómo eran capaces de lastimar a nadadores a la distancia. Pero un estudio publicado en Communications Biology puso fin al misterio centenario.

La clave yace en el pegajoso moco que producen y que funciona como una telaraña marina. Gracias a esta, capturan pequeñas presas, como artemias. Este moco puede ocasionar ardor en la piel expuesta de los nadadores. En general, esta sensación es descrita como una mera picazón o quemazón molesta por quienes la experimentan. Pero, en grandes cantidades, puede ser perjudicial, según advierten los científicos. Así que será mejor evitarla.

Add Comment