La Torre Eiffel, el símbolo que estaba destinado a desaparecer

Más de 300 millones de personas han visitado la Torre Eiffel, el símbolo máximo de París y patrimonio mundial de la UNESCO. Se trata del monumento pago más visitado del mundo.

300 obreros trabajaron para erigir la torre con 7300 toneladas de hierro durante dos años y dos meses, una tarea titánica para la época.

El rechazo transformado en aceptación

Wikimedia Commons

Antes de construir la torre, Gustave Eiffel había realizado otras obras, como el Puente de Triana de Sevilla. También, había creado el esqueleto de la Estatua de la Libertad.

El ingeniero había presentado el proyecto de la torre en otras ciudades, como Barcelona, antes de hacerlo en París. Pero lo habían rechazado.

La torre iba a desaparecer

IpMaesstro via iStock

Fue construida para la Exposición Universal de París de 1889, con el propósito de demostrar el talento constructivo de Francia en el aniversario de la Revolución francesa.

En principio, había sido concebido como un monumento efímero; el plan inicial era darle una vida de 20 años. Pero se salvó gracias a los experimentos científicos impulsados por su creador y, por sobre todo, a las primeras transmisiones radiográficas.

Una torre policromática

dennisvdw via iStock

Para prevenir la corrosión de la dama de hierro, se la pinta con 50 toneladas de pintura cada 5 años. El color no es homogéneo: cuanto más alto, más oscuro. De esta forma, se logra un efecto más uniforme.

En el primer piso de la Torre, los visitantes pueden votar el color que lucirá en el periodo siguiente. Así que ya tienes otra excusa para ir.

Add Comment