Por qué los doctores usaban picos para salvarse de la plaga más terrible (¿les servía de algo?)

La peste negra (también conocida como bubónica) se robó la vida de un tercio de la población de Europa entre 1334 y 1362, y se convirtió en una de las peores epidemias de la historia. Antes de morir, sus víctimas experimentaban el ennegrecimiento de su piel (de ahí el nombre de la peste), dolor abdominal, diarrea, fiebre, escalofríos y sangrados, entre muchos otros síntomas.

En este marco de muerte, los médicos eran los profesionales más solicitados. Su vestimenta era de lo más particular: cubrían cada parte de su cuerpo con una túnica y su rostro, con una máscara de pico largo. Pero, ¿por qué?

La errada razón tras el pico

Photo by Skyla Design on Unsplash

El origen del uniforme se atribuye al célebre médico Charles de Lorme, quien atendió a varios miembros de la realeza europea durante el siglo XVII, incluyendo al rey Luis XIII.

Tal uniforme estaba conformado por un abrigo recubierto por cera perfumada, pantalones bombachos unidos a botas, un sombrero y guantes de piel de cabra. Los médicos también estaban equipados con una vara para tocar (o ahuyentar) a los enfermos.

Su protección facial era lo más llamativo: además de lentes, utilizaban una máscara con un pico de alrededor de 150 centímetros de largo, que contaba con dos orificios para que pudieran respirar. El pico estaba cargado de hierbas aromáticas para proteger a los médicos del miasma.

Antes de la aparición de la teoría de los gérmenes, se creía que la plaga se extendía por medio del aire contaminado, que ocasionaba un desequilibrio en los humores corporales.

En este contexto, se pensaba que los perfumes dulces y fuertes eran efectivos para purificar el aire. Por este motivo, los ramilletes de hierbas y el incienso eran muy populares. En concreto, los médicos llenaban sus picos de triaca, un compuesto de más de 55 hierbas y otros ingredientes como canela, mirra y miel.

En realidad, la peste se transmitía por una bacteria que podía traspasarse de animales a humanos, por ejemplo, a través de la mordida de pulgas. Esto significa que el pico, en última instancia, no tenía ningún efecto protector.

Add Comment