Previene la depresión sin torturarte en el gimnasio: estudio confirma cómo

Hacer ejercicio es mucho más que una cuestión estética: la ciencia confirma una y otra vez que representa un poderoso aliado para la salud mental y, más en concreto, para prevenir o tratar condiciones como la ansiedad y la depresión.

Y es que el movimiento está en nuestro ADN: basta con mirar hacia nuestros antepasados para comprobarlo. Hace 10 mil años, los seres humanos caminaban un promedio de 20 kilómetros diarios. Nuestros cerebros fueron diseñados para funcionar en movimiento.

150, el número del bienestar

olegbreslavtsev via iStock

Quienes no se ejercitan durante los 150 minutos semanales recomendados por la OMS reportan mayores niveles de depresión, de acuerdo al estudio publicado en Human Movement en marzo de 2019. Así que nada de torturarte en el gimnasio: 150 minutos de tu tiempo es todo lo que deberías dedicarle al ejercicio por semana para sentir sus beneficios.

Eso sí, ten en cuenta que los efectos del ejercicio individual difieren de los del deporte colectivo. Así, mientras que el primero es más contemplativo y relajante, el segundo es energizante. Esto hace que la actividad individual sea más eficiente para prevenir la ansiedad y la depresión.

¿Es imposible que llegues a 150 minutos de actividad en tu semana? Haz los más que puedas: en este caso, algo es mejor que nada. En el extremo opuesto, ¿le dedicas mucho más tiempo al ejercicio? Recuerda que más no es necesariamente lo más recomendable; el exceso de ejercicio puede representar una fuente de estrés físico y mental. Como en todo en esta vida, la moderación es la clave.

Ejercitarse 30 minutos diarios es tan efectivo como una dosis de Prozac, afirma el consejero Brent Sweitzer a Healthline. Y no tiene ninguno de sus efectos secundarios.

Y para sentirte todavía mejor, complementa la actividad física con una alimentación balanceada: El secreto de la eterna juventud está en el «diamante rojo»

Add Comment