Quién será el anticristo o «la bestia del abismo»

Para el cristianismo, el anticristo se hará pasar por el hijo de Dios, pero será en realidad su polo opuesto. Reinará durante el periodo previo al Juicio Final.

Su figura es mencionada en cinco ocasiones en el las Cartas de Juan, en el Nuevo Testamento, y es definida como «quien negará al Padre y al Hijo».

En el transcurso de dos milenios, varias personas e instituciones han sido identificadas con el anticristo.

El origen del anticristo

Wikimedia Commons

La noción de anticristo deriva del Libro de Daniel, que forma parte de la Biblia hebrea. Escrito en el 167 a. C., presagió la llegada de un acosador «que diría grandes palabras contra el Altisímo […] y querría cambiar las leyes». No obstante, los académicos coinciden en que este pasaje alude al gobernador de Palestina Antíoco IV Epífanes, que pretendió desterrar al judaísmo.

Por otro lado, en las Cartas de Juan, se distingue entre el anticristo y el numeroso grupo de anticristos ya activos entonces. Estos últimos nunca llegaron a acaparar tanta atención como el primero.

De hecho, en el Apocalipsis de San Juan, se lo describe como «la bestia del abismo» y «la bestia del mar». En Tesalonicenses, se lo denomina «el hombre del pecado» y el «hijo de la perdición».

En definitiva, el anticristo llegará en un marco de apostasía y engañará a las personas con maravillas. Se sentará en el templo y afirmará ser el mismísimo Dios.

Su reinado se extenderá durante tres años y medio. Tal como Cristo, el anticristo irá a Jerusalem, pero a diferencia de Jesús, será reverenciado por los judíos. Convertirá a los gobernantes del mundo a su credo y perseguirá duramente a los cristianos. «Habrá un gran sufrimiento, como ninguno que haya habido desde el comienzo de los tiempos», según profetizó Jesús en el Libro de Mateo.

Pero, eventualmente, el poder de Cristo lo destruirá y su reinado del terror finalizará. Se desarrollará el Juicio Final y se concretará el fin del mundo.

Add Comment