Supera tu ansiedad a largo plazo: 5 hábitos efectivos

Tensión, preocupación, sudor, temblores y mareos: estos son algunos de los síntomas más frecuentes de la ansiedad. Esta es una respuesta natural al estrés; el problema aparece cuando se convierte en un estilo de vida. Allí surgen los trastornos de ansiedad.

La buena noticia es que puedes prevenirlos y apartar, paso a paso, a la ansiedad de tus días. Empieza por cultivar los siguientes hábitos:

Guarda tiempo para respirar

Respiramos todo el tiempo, solo que inconscientemente. Lo único que deberás hacer, entonces, es reservar al menos 10 minutos de tu día solo para respirar con conciencia: cierra los ojos y siente cómo tu panza y tus pulmones se colman de aire, y luego se vacían.

Esta práctica no solo te dará calma mientras las practiques, sino que la extenderá por el resto del día.

Muévete

olegbreslavtsev via iStock

No necesitas ir al gimnasio todos los días, ni mucho menos convertirte en un fisicoculturista para sobreponerte a la ansiedad. Lo más efectivo es que encuentres una actividad física que disfrutes y te proporcione bienestar. ¿Bailar? Hazlo mientras limpias la casa. ¿Caminar? Pasea a tu mascota más seguido. Tu meta deberá ser 30 minutos diarios de movimiento.

Además, recuerda que cada pequeña decisión suma: subir por las escaleras en lugar de usar el ascensor, ir a buscar eso que necesitas en lugar de pedírselo a alguien más, bajarte unas paradas antes de tu destino para descontracturarte un poco… Como en todas las áreas de tu vida, tu creatividad será el límite.

Selecciona tu compañía

Puede que a veces seamos muy generosos con nuestra compañía y nos rodeamos de gente tóxica, como si su energía no fuera contagiosa. Así que mejor sé más selectivo con tu entorno y rodéate de personas amables que sientan un afecto genuino hacia ti. Un entramado de relaciones saludables representa uno de los mejores antídotos contra la ansiedad.

Regálate diversión diaria

Nos creemos muy importantes. Tanto, que ni siquiera tenemos tiempo para divertirnos un poco. Esta perspectiva no hace más que alimentar a la ansiedad, que no suele resistir a un poco de diversión.

Así que reserva un espacio en tu agenda para divertirte a diario: juega con tu mascota, lee, charla con una amiga o mira una serie divertida. No se trata de un privilegio, sino de una necesidad para tu salud mental.

Reconceptualiza el fracaso

Orla via iStock

El fracaso no refleja capacidades limitadas inamovibles, sino tan solo que estás marchando. Y es una parte indefectible de la vida. Por eso, Churchill afirmaba que el verdadero éxito no era más que la capacidad de caminar de un fracaso a otro con entusiasmo.

Cultiva la habilidad de ver en cada fracaso una oportunidad. De verdad: es una cuestión de perspectiva.

Add Comment