¿Tu ADN determinará tu destino? La respuesta es la más alentadora

Compartes el 99 % de tu ADN con otros humanos, el 85 % con ratones y el 41 % con las bananas. Pero, ¿qué tanto poder tendrá tu genética sobre tu futuro? Desde hace ya mucho tiempo que los científicos se han empeñado en dilucidar esta incógnita.

Tu destino genético y sus posibles modificaciones

Lo primero es lo primero: ¿qué es exactamente el ADN? Esta sigla de tres letras refiere al ácido desoxirribonucleico, que funciona como la molécula maestra en cada una de tus células. El ADN contiene la información esencial de ti mismo que heredarán tus hijos (junto con la de tu pareja).

Se compone por alrededor de 20 mil genes que determinan la regulación y el mantenimiento de tus funciones vitales, como tu formación ósea, tu movimiento muscular y el latido de tu corazón. Pero esto no significa que el futuro de tu cuerpo esté 100 % determinado.

Tu entorno y sus estímulos inciden en la forma en que tus células leen tus genes y en su activación. El cigarrillo, la alimentación y la vivencia de traumas psicológicos no alteran tu ADN, pero sí las instrucciones para leerlo. Y lo más asombroso es que estas también pueden heredarse.

En definitiva, tu ADN carece del poder absoluto de determinar tu futuro. Si bien en esencia es inalterable, tiene muchas lecturas. Y será tu estilo de vida la que determinará cuál realizarán tus células, para bien o para mal.

Así que mejor préstale atención a tus hábitos de sueño, tu alimentación, tu nivel de actividad física y a las personas con quienes te relaciones. Todos estos factores podrán determinar, finalmente, que tus células te lean en tu mejor versión.

Add Comment