Tu cuerpo es increíble: curiosidades que te volarán la mente

Vives en él, es tu primer y mejor hogar, pero ¿qué tanto lo conoces? Mientras lees estas palabras, tu cuerpo está desempeñando muchísimas funciones para permanecer en equilibrio. No es de extrañar, entonces, que lo hayan catalogado como una de las máquinas más sofisticadas.

Compruébalo tú mismo, con estas curiosidades:

Tus pies pueden crecer hasta el final

Patrick Daxenbichler via iStock

No se detienen justo después de la adolescencia. Con el tiempo, los tendones, ligamentos y arcos se desgastan, a causa de la fuerza de la gravedad. Como consecuencia, los pies pueden ensancharse y alargarse.

Las personas con sobrepeso, artritis o diabetes son más proclives a este fenómeno y pueden llegar a aumentar un talle, de acuerdo a la Clínica Cleveland.

Te levantarás de la cama solo para el número 1

Marcos Calvo via iStock

La vejiga puede estirarse solo hasta cierto punto para guardar el flujo continuo de orina, que proviene de los riñones. Por este motivo, es posible que debas levantarte en el medio de la noche para vaciar el tanque.

Es muy poco probable que la necesidad de hacer el número 2 te despierte. Esto se debe a que las neuronas responsables del control de las contracciones del colon se encuentran influenciadas por el ritmo circadiano. Este es el reloj interno que te despierta con la luz y te hace sentir sueño por la noche.

Contener la respiración te liberará del hipo

AH86 via iStock

Cuando el diafragma se contrae involuntariamente fuerza una inhalación rápida que es detenida por la epiglotis. Este fenómeno produce el conocido hipo.

Una buena manera de detenerlo es concentrar una buena cantidad de dióxido de carbono en el cuerpo. ¿Cómo? No exhalándolo. Al menos, en esto coinciden un gran número de investigadores.

Tu sudor no huele tan mal en realidad

Pimonpim Tangosol via iStock

Las olorosas culpables son las bacterias que adoran alimentarse del sudor de las axilas. Sus glándulas secretan un sudor más aceitoso, diferente al producido en otras partes del cuerpo, constituido esencialmente por agua y sal.

La piel de gallina servía para espantar predadores

MyetEck via iStock

Cuando teníamos mucho pelo, la piel de gallina nos ayudaba a sobrevivir frente a una amenaza. Así funcionaba: se nos ponían los pelos de punta, nuestro volumen aumentaba y parecíamos más grandes ante el peligro.

Estás tan acostumbrado a tu cuerpo que casi no lo notas. Pero tómate un tiempo cada día para valorarlo: como estas curiosidades lo ilustran, es mucho más complejo y sabio de lo que te permites imaginar.

Add Comment