Vive mucho más feliz: 3 consejos del Ayurveda para alcanzar tu mejor versión

El Ayurveda es la medicina tradicional de la India y tiene una antigüedad de 5 mil años. Además de su milenaria trayectoria, su principal fortaleza es que considera al paciente en su cuerpo, mente y espíritu.

Si principio fundante es que el bienestar integral yace en el equilibrio y que este resulta en fortaleza, energía, salud y felicidad. La gran pregunta es: ¿cómo vivir en equilibrio, según el Ayurveda?

Selecciona tu alimento mental y espiritual

Photo by Steve Halama on Unsplash

Por supuesto que consumir alimentos saludables es indispensable para vivir en un cuerpo sano y fuerte. Pero nuestro alimento mental y espiritual es igualmente importante y, con frecuencia, ignorado. Este consiste en toda la información que penetra a través de nuestros sentidos.

En nuestra vida moderna, estamos expuestos a un sinfín de estímulos diarios. Por tu propio bien, es recomendable que comiences a ser más consciente de ellos y filtres solo los que te nutren, los que le aportan calidad a tu vida.

  • ¿Hablar con esa persona te drena de energía? Evítalo.
  • ¿Cada vez que escuchas el informativo sientes que te pasó por arriba un camión? Puedes informarte via web, en lugar de perder una hora de tu día en eso.

Construye pensamientos saludables

Nos hemos tornado en víctimas de nuestros pensamientos, porque pareciera que ya no tenemos control sobre ellos. Simplemente se suceden como por arte de magia y nos arrastran con ellos.

Pero la realidad es que siempre tuviste el control, solo debes adiestrarte en ejercitarlo. Esto no sucederá de la noche a la mañana. Mientras tanto, puedes ayudarte realizando acciones que estimulen tus pensamientos positivos:

  • Elige alimentos nutritivos.
  • Rodéate de afectos.
  • Simplifica tu rutina.
  • Limpia tus espacios.
  • Comprométete con un gesto solidario cada día.

Baja la velocidad

Photo by Lisa Hobbs on Unsplash

La salud es lo que se te escurre mientras estás tan acelerado por conseguirla. ¿Qué tal si respiras profundo e intentas encontrarla en tu ahora? La meditación tradicional no es el único camino:

  • Conéctate con la naturaleza. Haz jardinería en casa o solo sal a caminar al parque. Sin darte cuenta, te sintonizarás a su ritmo.
  • Disfruta de cada bocado. Amamos comer, pero ¿qué tanto lo disfrutamos? Mastica bien tus alimentos, siente al máximo sus sabores. Esta sencilla decisión potenciará tu nutrición a todos los niveles.
  • Percibe la grandeza de lo pequeño. La florcita que acaba de nacer en tu maceta, el pájaro que canta a lo lejos, el aroma del césped recién cortado. Estos pequeños grandes regalos nos tornan más presentes, y nos permiten bajar el ritmo.

Add Comment